Compartir
6 consejos para ir de ruta en bicicleta este otoño
Todos aquellos que disfrutamos montando en bicicleta todo el año ya tenemos en mente que, lentamente, el otoño se acerca. Dejamos atrás los largos días de luz solar, las temperaturas cambian, la montaña también y todo eso conlleva el tener que variar algunos hábitos y prácticas cuando salimos de ruta.

Todo puede resumirse en dos conceptos: previsión y sentido común, pero como más vale prevenir que curar, veamos en detalle 6 consejos con los que disfrutar este otoño de nuestras bicicletas:
  • Hojarasca: Todos hemos pasado alguna vez a toda velocidad en bicicleta por encima de enormes mantos de hojas y ramas secas que se van acumulando en el suelo, ocultando así piedras y raíces que nos pueden mandar directos al suelo cuando menos lo esperemos.Lo ideal a la hora de atravesar estos tramos, cuando son de bajada, es hacerlo con velocidad moderada y cargando algo más de peso en la parte posterior de la bicicleta para que así la delantera pueda superar más fácilmente los posibles obstáculos que las hojas oculten
  • Temporada de caza: Nos guste o no, la caza en el monte es un hecho y debemos convivir con esa práctica de la mejor manera posible. Intentar buscar información en Internet sobre la zona por la que se va a realizar la ruta para estar al corriente es recomendable, pudiendo así uno incluso plantearse si modificar el recorrido. Ropa de colores visibles y no apartarse de los caminos públicos de tránsito es lo más recomendable si finalmente salimos en bicicleta y vemos que acabamos adentrándonos en una zona dónde se realiza una batida.
  • Atentos al camino correcto: Si estás realizando una ruta nueva, es posible que te encuentres más de una vez ante la duda de por dónde continuar ya que charcos, barro, musgo y miles de hojas secas dejan en otoño el monte con muchos caminos y senderos totalmente camuflados. Un GPS específico o una aplicación móvil son la mejor solución
  • No fiarse del tiempo: El día puede pasar de una mañana de sol radiante por encima de los 20º a una tormenta con 5ºC-10ºC menos de temperatura. No confíes nunca en el tiempo en el momento de arrancar la ruta y, si vas a realizar una ruta larga, lleva algo de abrigo/impermeable por si acaso.
  • Mecánica a punto: Empieza la temporada de agua y barro, sin duda los peores enemigos de la transmisión de nuestras bicicletas. Una limpieza regular y correcta (nada de agua a presión) y el posterior engrase de las distintas partes vitales de nuestra bicicleta son la mejor forma de asegurarnos un funcionamiento correcto salida tras salida.
  • Controla los horarios: Con el cambio de hora, entre las 5 y las 6 de la tarde ya tendremos instalada la noche en cualquier rincón de nuestra geografía. Si tienes planeada una ruta larga o simplemente vas con el tiempo justo de luz solar, no está de más que metas en la mochila un foco por si un pinchazo, o cualquier otro incidente, te retrasa y te encuentras sin suficiente luz para circular de forma segura en bicicleta.

No hay comentarios

Dejar una respuesta

*